La propuesta responde al encargo para el concurso de la Fundación artística del pintor Mario Toral. En síntesis se solicitaban áreas de exposición, talleres y un auditorio entre otras cosas dentro de una superficie de 2.000 m2 (sobre nivel de terreno), mas los espacios de servicios y subterráneo necesarios para su funcionamiento.

 

Se propone un  área de exposición principal como un gran volumen macizo de planta libre y que contempla un buen distanciamiento hacia los deslindes que han sido colonizados por los grandes árboles del lugar.

 

Los requeridos espacios secundarios (auditorios, salas de exposición para otros artistas o temas, servicios y una pequeña cafetería) son propuestos como volúmenes macizos de menor tamaño que ocupan aquellas zonas de los deslindes sin árboles y con vegetación de menor relevancia. La manera de disponer dichos volúmenes permite crear patios entre sí y jardines sobre sus cubiertas, recuperando de cierta forma las franjas verdes de los bordes del sitio.

 

Se propone un volumen superior como coronamiento al volumen principal el cual albergaría los talleres. Dicho volumen propone un tratamiento formal liviano y aéreo en base a cintas plegadas que contrasta con su basamento inferior. El descalce producido por el juego de las distintas cintas permite abrir tragaluces o ventanas en todas las caras orientadas al sur, lo cual brinda luz indirecta requerida tanto por espacios de exposición como de talleres bajo la cubierta. Por otro lado la operación de pliegues es capaz de generar una nueva topografía sobre el proyecto la cual se aprecia en toda su magnitud desde la vivienda y la parte alta del sitio.

 

 

 

 

Fundación Mario Toral

Proyecto para Concurso. Santiago, Chile ( 2014 )

Desarrollado en equipo con arquitecto Felipe Arriagada B.